Qué vemos

Crímenes, licantropía y leyendas de la España negra

Crímenes, licantropía y leyendas de la España negra

Película de Oro
18.03.2022

‘El bosque del lobo’, dirigida por Pedro Olea, está inspirada en la fascinante y sangrienta historia del asesino Romasanta

El tercer largometraje de Pedro Olea, ‘El bosque del lobo’ (1970), protagoniza la Película de Oro de la 25 edición del Festival de Málaga. La historia del filme tiene como telón de fondo una crónica decimonónica de la España Negra que narra las fechorías del asesino pseudo-licántropo Manuel Blanco Romasanta, donde la superstición se mezcla con la realidad dando pie a una escalofriante leyenda. 

El filme, protagonizado por José Luis López Vázquez y Amparo Soler, persigue los pasos de Benito Freire (interpretado magistralmente por López Vázquez), el alter ego en la ficción de Romasanta, un buhonero que viaja entre pequeños pueblos gallegos y que sufre desde niño un mal semejante a la epilepsia. Freire acompaña habitualmente a la gente de los pueblos a los que sirve de guía para internarse en el bosque, donde le sobrevienen unos escalofriantes ataques de pulsión homicida. Por ello, comienza a extenderse el rumor de que es un hombre lobo y está poseído. Esto le hace enloquecer y, en las noches de luna llena, comienza a comportarse como el licántropo que todos afirman que es y a cometer crueles y sangrientos asesinatos. 

La película está basada en el libro ‘El Bosque de Ancines’, de Carlos Martínez-Barbeito, que narra el proceso judicial de Romasanta, autor de trece crímenes y considerado el primer y único caso documentado de licantropía clínica en España. El guion de la película, en cuyo reparto también figuran Antonio Casas, Nuria Torray, Alfredo Mayo, John Steiner y María Rivas, está firmado por el propio Pedro Olea y Juan Antonio Porto. 

Pedro Olea

El director Pedro Olea es una de las figuras principales del cine español de la transición democrática. Nacido en Bilbao en el año 1938, desarrolla una intensa cinefilia y un curioso gusto por el esoterismo desde sus primeras obras.

Decidido a ingresar en la Escuela Oficial de Cinematografía, se traslada a Madrid, donde además colabora con la revista ‘Nuestro Cine’. Una vez licenciado, trabaja para TVE al mismo tiempo que cosecha como director sus primeros éxitos con ‘Días de viejo color’ o ‘El bosque del lobo’. Interesado especialmente en la ficción histórica y la adaptación literaria, concentra 16 largometrajes de ficción entre 1967 y 2003, con títulos como ‘Pim, pam, pum… ¡Fuego!’ o El maestro de esgrima, junto a intérpretes como José Sacristán, Concha Velasco y José Luis López Vázquez. 

Jesús Zotano