Protagonistas

“Somos la gran casa común del cine español y aquí  caben todos”

“Somos la gran casa común del cine español y aquí caben todos”

Entrevista

Protagonista Juan Antonio Vigar

26.03.2022

El director del certamen hace balance de la 25 edición, que ha supuesto la vuelta del Festival al abrazo con el sector y con el público

Esta ha sido la edición de la vuelta a la normalidad. ¿Cómo ha sido la respuesta del sector? 

Creo que ha sido enormemente estimulante para nosotros. Ha sido una respuesta muy, muy positiva. En el sentido de que, después de dos años de complejidades como consecuencia del tema sanitario, todo el mundo tenía una enorme necesidad de volverse a reencontrar, de sentir que éramos la gran familia del cine, que había una industria que de algún modo empezaba otra vez a relacionarse en el networking y a generar proyectos... Todo eso ha sido posible en estos días del Festival, dándole verdaderamente mucho más valor al sentido de utilidad, que es algo que nosotros venimos empleando como palabra estratégica y concepto básico de nuestro trabajo: la utilidad a un sector, en este caso el audiovisual. Desde ese punto de vista, la respuesta ha colmado todos los esfuerzos que hemos podido realizar y las dificultades lógicas que ha tenido desarrollar una edición de esta dimensión. Toda esa respuesta tan positiva, tan gratificante, nos ha compensado y nos impulsa a seguir trabajando mucho más en esta línea.

¿Y la respuesta de la ciudad? Se ha visto que había ganas de Festival. 

La ciudad de Málaga ama a su Festival y el Festival necesita a los malagueños cada vez más cerca. Hemos vivido un tiempo en el que la distancia social nos separaba. Ahora esa distancia cada vez nos hace estar más cerquita y pensamos que la cercanía volverá a ser la distancia ideal para todos nosotros. Desde ese punto de vista quisimos recuperar señas de identidad del Festival que están muy vinculadas a la ciudad, al evento de ciudad que es el Festival. Y hemos planteado la vuelta de la alfombra roja, que siempre ha sido muy identitaria de nuestro Festival, con un público cálido y amable que acoge a los profesionales del cine español y en español. Y hemos podido sentir de nuevo que la ciudad se arracimaba en torno a su Festival, en torno a esa alfombra roja. Y luego, el primer encuentro, el primer abrazo, decidimos que fuera muy amplio. Y para eso planteamos una gala inaugural en el Martín Carpena para alcanzar las 2.500 personas que han disfrutado del Festival desde el primer momento de su gala y de su película inaugural. Y, además, dentro de ese público había un colectivo de 1.000 personas que, gracias al trabajo de la Fundación ”la Caixa”, ha podido llevar a cien asociaciones que trabajan en materia de inclusión social a esa gran gala. Por lo tanto, hemos contribuido a que la ciudad vuelva a sonreír, vuelva a ser luminosa y también hemos cumplido una función social con una gala inclusiva.

¿Qué ha sentido personalmente como director al ver de nuevo desplegada la alfombra roja?  

Una gran emoción, francamente. Creo que la alfombra roja no solo significa la vuelta de una seña de identidad, sino que significa el regreso a la vida de siempre del Festival. Estábamos acostumbrados, antes de esta terrible pandemia, a que nuestra cercanía con el público fuera total. A que el abrazo mutuo entre ciudad y Festival se manifestara de modo específico en esa alfombra roja. Y en estos días, ver de nuevo al público agolpado en esa alfombra roja, que no siempre hemos podido realizar porque el tiempo no nos ha ayudado, volviendo a aplaudir a actores, actrices y equipos artísticos de las películas me ha hecho sentir de una manera muy especial que la vida del Festival estaba regresando. Escribía hace no mucho que nuestra memoria es perfecta para olvidar. Pero en este caso nuestra memoria sensorial, sensitiva y emocional estaba ahí y nos recordaba que esa alfombra debía volver. Y yo, como director, me he sentido muy feliz de ver que los malagueños estaban de nuevo con nosotros ahí, donde quieren y donde queremos, con la alfombra roja.

Las películas de la Sección Oficial han tenido muy buena recepción por parte del público y la prensa. Pero el Festival es mucho más, y este año se han incorporado secciones. 

El Festival es un evento que va avanzando y desarrollándose y, obviamente, se va reformulando en muchos de sus aspectos. Me decía un periodista que Málaga ha dejado de ser un festival para convertirse en un ecosistema. Y es verdad: el Festival es un conjunto de secciones, de formatos, de contenidos, de invitados… que interactúan para construir un gran evento de ciudad y un gran evento de país. Porque tanto para Andalucía como para España el Festival es referencial. Y desde ese punto de vista, nuestra programación es muy amplia. Es una programación que este año ha ofrecido una nueva sección que viene a ahondar en lo que ya somos. Cuando pasamos de un festival de cine español a otro de cine en español, estábamos pasando de ser un festival nacional a otro internacional. Y queríamos que ese concepto de internacionalidad se pudiera vivir de una manera algo más plena. Y por eso desarrollamos una sección, que denominamos +Málaga, como un valor añadido a nuestra programación, en la que hemos tenido una muestra no competitiva de películas europeas, de idioma no español, que ha permitido que el público de Málaga vea en primicia películas que han pasado por importantísimos festivales y han obtenido premios muy notables, que no se han estrenado en España y que su primer visionado se ha realizado en Málaga. Para que también pudiéramos tener una idea de ese panorama del cine europeo. 

Y por otra parte, en un momento como este, en el que las fronteras y límites entre los formatos son tan difusos, es normal que queramos ser útiles a todo el sector, y no solo a una parte. Y ese ‘todo’ sector audiovisual incluye los trabajos que se hacen para plataformas y para el disfrute del cine en casa. Esto ha crecido exponencialmente con la pandemia y hay muchísimas series que nos interesaba que se conocieran en Málaga. Por eso esa sección, que hemos renombrado Pantalla TV. Hemos podido traer a representantes y equipos artísticos de series a Málaga para que charlen con el público. Por ejemplo, uno de los momentos más mágicos del Festival, sin denostar a los demás, ha sido la presencia del equipo de ‘Élite’, que ha despertado un enorme interés de público y de los medios. Insisto: somos la casa común de todo el cine español. Y aquí todos caben porque todos son bien recibidos. 

MAFIZ ha vuelto a la presencialidad y con una apuesta muy decidida por Spanish Screenings. ¿Qué balance nos hace? 

Para nosotros el área de industria es un área estratégica. Porque yo entiendo que un festival que es mero exhibidor de películas durante diez días tiene un futuro escaso. Es importante que el concepto de utilidad para un sector se conjugue en todos sus términos posibles. Y si bien el área de industria se queda en zona de sombra porque mediáticamente quizá tenga menos relevancia, desde el punto de vista de quienes organizamos el Festival es algo estratégico porque nos permite ayudar a una película en toda su cadena de valor. Empezamos apoyando a los proyectos en nuestro laboratorio, el desarrollo de esos proyectos en el Work in Progress, hasta películas que están cerca de un corte final. Luego las exhibimos durante el Festival con toda la potencia que tiene de difusión. Y finalmente colaboramos de manera fundamental a su venta internacional en Spanish Screenings. Estamos muy orgullosos porque el Ministerio de Cultura ha confiado en el proyecto del Festival realizado en estos años y nos ha proporcionado una ayuda excepcional de 1.650.000 euros para desarrollar unos Spanish Screenings XXL. 

MAFIZ ha vuelto a la presencialidad. Todo el mundo me decía, durante el primer encuentro que tuvimos para brindar por el inicio de Spanish Screenings, que era un privilegio volverse a encontrar tras dos años de encuentros virtuales. Y que ahora, abrazarse y sentir esa cercanía les daba una enorme alegría. Estas palabras, alegría y felicidad, creo que han sido las que han definido lo que hemos vivido en el ámbito de industria. 

El certamen ha ido al Martín Carpena, ha celebrado Spanish Screenings XXL, ha añadido nuevas secciones… ¿Qué proyectos quedan por hacer? 

Como proyecto de futuro creo que quedan cosas importantes por hacer: cosas por desarrollar y cosas que transformar. Entre las cosas por desarrollar acabo de mencionar los dos ejes estratégicos que nos definen. Por un lado, tenemos que seguir estrechando lazos con el mundo latinoamericano. Tenemos una cercanía grande con todos los institutos de cine de toda Latinoamérica, con muchos eventos y festivales, y eso hace que ya partamos con un nivel de conocimiento y complicidad grandes. Pero debemos seguir ahondando en ese abrazo. 

Por otro lado, el área de industria tiene que seguir dimensionándose. Nuestro proyecto Spanish Screenings XXL es para dos años, con lo que el año que viene volveremos a celebrar aquí el mercado Content y trabajaremos con San Sebastián, algo que quiero remarcar de manera muy especial porque es un orgullo trabajar con ellos en este proyecto en común. Admiro mucho el trabajo que hacen, específicamente el de su director, José Luis Rebordinos. Y seguiremos avanzando durante estos años en ese proyecto de área de industria fuerte y sólida para España desde el impulso de las instituciones. 

Hay otro apartado que es el de la transformación. El Festival cada vez es más un contenedor de mayor amplitud de la cultura en general. Porque nuestro festival tiene ya vertientes muy diversas que unen las proyecciones de películas con el mundo de la gastronomía, con el mundo de la música, las artes plásticas… Uno de mis objetivos es que este proyecto previo al Festival que es MaF, que ocupa tres semanas y es un proyecto participativo en el que intervienen todos los creativos de todas las artes creativas, con 150 actividades en más de 50 espacios, se fusione cada vez con el Festival y sean más permeables. Para que en definitiva tengamos cuatro semanas, un mes, dedicado a la cultura audiovisual que mueve la cultura en general. 

¿Alguna pista para la 26 edición? 

Ya estamos trabajando en las ediciones futuras. Para el año que viene queremos seguir siendo un festival prestigioso y por tanto que tenga capacidad de convocatoria para que todo el sector vuelva a estar aquí. Y todavía más felices de compartir la normalidad que esperemos haya. Por otra parte, volver a hablar con todos aquellos que no hemos podido traer hasta ahora y que esperamos que podamos cuadrar sus agendas para que vengan. Y especialmente, y creo que esta pista es más una cita previa, enmarcar ya las fechas de la edición del año que viene. Seguiremos en marzo, que es nuestro mes natural, el que nos pide la industria, conectado con el Festival de Berlín, que nos interesa como contenido de Málaga, y por otra parte permitiendo que las películas se puedan estrenar en un momento bueno de taquilla como es ese periodo en torno a la Semana Santa. Las fechas serán muy parecidas a las de este año: del 10 al 19 de marzo. 

Ana G. Inglán