Protagonistas

“Para mí no hay película fácil, ni de época ni actual”

“Para mí no hay película fácil, ni de época ni actual”

Homenajes

Protagonista Tatiana Hernández

27.08.2020

La diseñadora de vestuario Tatiana Herández recibe esta noche el Premio Ricardo Franco que le otorgan el Festival y la Academia de Cine

¿Cómo se siente por recibir el Premio Ricardo Franco/Academia de Cine que le otorga el Festival de Málaga?

Lo primero de todo, muy sorprendida. No me lo creo mucho todavía porque no me lo esperaba. Es un honor figurar en la misma lista con los profesionales que lo han recibido en años anteriores.

¿Cómo se proyecta la personalidad de un personaje de una película a través de su vestuario?, ¿qué esquemas pasan por su cabeza?, ¿cómo es ese proceso?

Cuando leo un guion proyecto en mi cabeza cómo es el personaje. Proyecto más o menos dependiendo de la habilidad de los guionistas o del escritor para describir al personaje. Intento llevarlo todo hasta sus últimas consecuencias en una primera lectura. Luego, con el tiempo voy escarbando, añadiéndole capas hasta convertirlo en algo más concreto y dándole el espacio que va a ocupar en la película. 

Usted consiguió el Goya por la película ‘Lope’. Su equipo diseñó más de 3.000 prendas inspiradas en el Siglo de Oro. ¿Ha sido el vestuario más difícil de su trayectoria profesional?

No sé si el más difícil, pero sí el más desmesurado para lo que yo estaba acostumbrada en ese momento. Fue un giro en mi carrera. Fue el proyecto que supuso un salto cualitativo en mi trayectoria. No solo era diseñar mucho sino que además había que fabricar piezas fuera de España. Había que hacer muchas cosas desde cero. Nunca había diseñado tanto para una película. Además, la producción en sí fue muy complicada y eso hay que aprender a manejarlo.

¿Cómo es su relación con los actores? ¿Está siempre en el rodaje o no hace falta?

A los actores los veo sobre todo al principio, en la preparación de la producción. Hablamos de cómo ven ellos su personaje y yo les cuento cómo lo veo yo. Comentamos también qué podemos aportar conjuntamente desde ambos lados. En las pruebas de vestuario es cuando más contacto hay porque es ahí donde se decide la línea del personaje. Este aspecto a mí me gusta tenerlo listo antes del rodaje, aunque siempre hay cosas que se añaden y se quitan durante el mismo, dependiendo de innumerables aspectos. Yo suelo estar en rodaje todos los días porque me gusta atender cualquier circunstancia que pueda surgir. A lo mejor no estoy en el plató pero sí me gusta estar cerca.

Siempre he tenido esta duda: ¿Qué es más difícil para una profesional como usted, trabajar en el vestuario de una película de época o en una película de la época actual?

Para mí, una película actual es más difícil. Te explico el porqué. El vestuario de época es más lucido a priori, entra más fácil al espectador. El público es más crítico con un vestuario que le es más familiar y que conoce perfectamente, como pasa con una película que se desarrolla en la época actual. Si vistes a un cartero del Siglo XVII, muy pocas personas saben cómo vestía un cartero en esa época. Si haces un vestuario de un cartero de 2020, el espectador sabe cómo viste y puede criticar más fácilmente cómo se presenta ese vestuario. En las películas de época suele haber más volumen de trabajo, más gente trabajando, aunque está claro que para mí no hay una película fácil.

Dígame una película a la que le hubiera gustado diseñar su vestuario.

‘Dune’, de David Lynch. Me habría encantado hacerla. Cuando la vi por vez primera, de adolescente, era una mezcla de película futurista pero cuyas imágenes te llevaban a épocas antiguas. Visualmente es la bomba. Su vestuario, su dirección de arte y su fotografía reflejan ese mundo tan especial y único. La peli me marcó. Te zambulles en ella y no quieres salir nunca más.

Cuando esta noche recoja su premio, ¿para quién o para qué será su primer pensamiento?

Es difícil saberlo. Me imagino que de la mucha gente que me ha ayudado. Esto es un camino en el que te encuentras con mucha gente. También me acordaré de los que no me ayudaron porque también ellos me aportaron mucho. 

Julián Nieto