Protagonistas

“Me encanta ser la más taquillera de España”

“Me encanta ser la más taquillera de España”

Entrevista

Protagonista María Ripoll

24.03.2022

En su regreso a Málaga, María Ripoll presenta a concurso una historia marcada por la nostalgia sobre el reencuentro de un grupo de amigos

¿Qué historia nos cuenta alrededor de una paella y una verbena de pueblo?

‘Nosotros no nos mataremos con pistolas’ es un dramedy con grandes dosis de comedia, pero que por momentos puede ser desgarradoramente nostálgica. Es muy cañera, muy simpática. Estoy encantada con la película y creo que puede gustar mucho. 

Está basada en la obra de teatro de Víctor Sánchez Rodríguez. ¿Cómo ha sido esa transformación a la gran pantalla?

Fui a ver la obra de teatro por recomendación de las productoras y me encantó, Víctor es genial. Es una historia en la que los protagonistas se reencuentran en el pueblo de su infancia, que ahora está medio abandonado, después de mucho tiempo y con un pasado por resolver. Hemos estado como cuatro años adaptando el guion y retrasando el rodaje por la pandemia. Me gusta mucho porque es un reto actoral, me he rodeado de gente que me encanta y ellos con su talento e implicación han logrado la complicidad del grupo.

Entonces, ¿se mantiene fiel al texto original?

La esencia la mantiene, pero en la película salimos de la casa. Aquí hemos recreado una súper verbena, una fiesta donde todos tienen su propia catarsis. Y hemos intentando acercar el lenguaje visual al western, porque al fin y al cabo todos se están poniendo a prueba, retándose como en un duelo de pistoleros. 

María, en ‘Nosotros no nos mataremos con pistolas’ plasma un retrato generacional.  ¿Es su particular homenaje a esa generación que no ha podido cumplir todas las expectativas que le prometieron?

Gravita en torno al eje de la nostalgia, de la juventud perdida, del tiempo que se esfumó y de esa generación a la que se le prometió mucho y ahora tiene lo que hay, que es nada. Pero yo, que no soy millenial, me he sentido muy retratada también porque los temas son muy comunes a todos los públicos. Quién no ha tenido un grupo de amigos en su juventud con el que ha perdido el contacto o quién no ha tenido unos sueños que no se han cumplido. Es una historia muy universal. Toca la fibra de lo que está ocurriendo ahora. La verdad es que estoy de subidón con la película, hemos trabajado duramente para llegar aquí. 

El reparto está formado por Ingrid García-Jonsson, Elena Martín, Lorena López, Joe Manjon y Carlos Troya. ¿Cómo ha sido el trabajo con ellos? ¿Satisfecha con el resultado? 

Del proceso estoy encantada y del resultado, más. Lo hemos pasado muy bien, ha sido un rodaje fantástico gracias a la química que han generado. Siempre digo que no hay malos actores, sino conexiones entre ellos y con el director. Y esa conexión ha sido fluida, completa y nos ha llevado a un final muy interesante.

Además, han podido hacer este proyecto después de la pandemia. Que todo vuelva a la normalidad debe ser un descanso, ¿no?

Tuvimos que aplazarla por el virus y no lo veíamos claro. Es una película muy personal, fuera de los códigos y de los sistemas de financiación normales y teníamos que cuidar todos los detalles porque no había margen. Por suerte la hemos podido completar y estamos orgullosísimos del resultado pero está mimada de principio a fin. Retomamos con muchas ganas pero un poco de miedo también. Tuve la suerte de no estar parada durante la pandemia porque hice una serie con Jean Reno y Aura Garrido pero han sido tiempos muy duros. Pero bueno, cuando las historias tienen que salir salen y no hay mejor escaparate que este festival para presentar la película.

María, y después de éxitos como ‘No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas’ y  ‘Ahora o nunca’,  ¿le molesta que la etiqueten como la más taquillera?

¡Para nada! Me encanta ser la directora más taquillera de España. Para mí el cine es industria, y, como decía Hitchcock, cuatrocientas butacas que llenar. El cine es el público emocionado con una historia. Que la gente vaya a ver mis películas es lo máximo a lo que puedo aspirar. Sé que ‘Nosotros no nos mataremos con pistolas’ es una película más chiquitita, pero es muy cañera, te ríes pero también te emocionas. Y eso para mí es lo más importante. Lo que sí que me molesta es que me llamen directora de encargo. ¿Por no escribir los guiones? Eso sí que no. No todos los directores escriben, ¡y menos mal! Hay guionistas buenísimos que nos dan historias increíbles. Entonces, directora de encargo no, pero taquillera me encanta. Cuanta más gente lleve a la sala más orgullosa estaré. 

Regresa al Festival de Málaga con una película en Sección Oficial, pero usted conoce bien este certamen, ha estado en varias ocasiones, incluso de jurado. ¿Tenía ganas de volver?

Siempre que he venido ha sido una experiencia estupenda. Presentamos un documental que estuvo a punto de ganar. Luego fui jurado de Zonazine y me lo pasé teta con María Botto y Óscar Jaenada. Y también estuve en el de la Sección Oficial con Ángela Molina, Imanol Uribe, Fernando Lara, Lucía Jiménez y Juan Bonilla. Fue tan maravilloso que todos los miembros nos seguimos viendo y cenamos juntos al menos una vez al año. Málaga siempre me ha traído muy buenas cosas, ojalá este año también.

Tamara Harillo