Protagonistas

“Lo más grande del cine es su capacidad de transformar”

“Lo más grande del cine es su capacidad de transformar”

Homenajes

Protagonista Javier Fesser

11.06.2021

Fesser hace hoy doblete en el festival: recibe la Biznaga de Honor y presenta ‘Historias lamentables’ fuera de concurso

Tiene 57 años, siete películas a sus espaldas y mucha carrera por delante. ¿Cómo recibió la noticia de este homenaje que le hace el festival con la Biznaga de Honor?  

Tengo tan claro que estoy empezando… Me veo a mí mismo exactamente igual que cuando soñaba con hacer ‘El milagro de P. Tinto’. Y ahora mismo, los proyectos en los que estoy trabajando me tienen ilusionado de la misma manera, sobre todo porque no tengo ni idea de cómo se hacen. He tenido la suerte de ir aprendiendo por el camino, pero en cada película y cada proyecto no paro de preguntarme cómo se hará esto. Y con cada película me pregunto si seré capaz de hacerlo.

Curioso, porque su manera de hacer cine es muy personal, incluso se habla del estilo ‘fesseriano’…

Espero tener un cierto estilo, sobre todo porque he tenido la suerte de hacer las películas como yo creía que tenían que hacerse: algo por lo que me siento un privilegiado. Todas mis producciones han estado siempre a favor de la historia que quería contar. Y espero que esté mi sello en las películas. Primero, porque no trato de imitar a nadie, y segundo porque cuento las historias no como creo que al público le gustaría, sino como creo que deben ser contadas, que al final es lo que el público agradece.

Sus trabajos, además, tocan una gran variedad de temas, cosa que también agradece el espectador.  

Cada película es un mundo y cada una la hago, aun siendo la misma persona, desde un lado diferente. Pero es verdad que una de las cosas más placenteras de contar historias es que cada una se cuenta en un momento personal diferente y también desde un sitio distinto. Por ejemplo, los cortometrajes que he realizado con algunas ONG’s están contados de una manera en la que trato de poner voz a los protagonistas, sin reconducir para nada la realidad y trabajar la ficción con espíritu de documental. Y luego están películas tan calculadas como ‘La gran aventura de Mortadelo y Filemón’, en la que en cada píxel de cada fotograma está definido su color y textura, o que provienen de hechos reales y que precisan mucha documentación como ‘Camino’. Y otras que directamente salen de la imaginación y de los sueños, como ‘El milagro de P. Tinto’. Tengo la sensación de que hasta hoy he conseguido no aburrirme a mí mismo.

Además de recibir la Biznaga de Honor también presenta en Málaga su última película. ¿Guarda ‘Historias lamentables’, aunque han pasado 23 años, cierto paralelismo con ‘El milagro de P. Tinto’, su debut en el largo? 

Es curioso, decimos 23 años como si hubiese pasado mucho tiempo y para mí es como si fuese ayer por la tarde. Pero sí, hay claramente un intento de recuperar el espíritu de mis primeros cortos y de mi primera película; de recuperar la parte estética y narrativa. Con el tiempo me he ido acercando a la realidad, he ido dejando el peso en lo que estaba pasando y dejado que la cámara no fuera tan protagonista. En ‘Historias lamentables’ he querido recuperar esa fascinación de mis comienzos por el lenguaje cinematográfico y volver a disfrutar de todo aquello. También tiene ese espíritu de relatos diferentes que evidencia lo que me atrae el mundo del cortometraje y los relatos más cortos. Creo que es un ejercicio de pura libertad. Y también es verdad que ‘Historias lamentables’, aunque se trata de un guion nuevo que hemos escrito Claro García y yo, proviene de un guion del año 86. 

Una película que llega después del mega éxito de ‘Campeones’, título por el que sigue recogiendo felicitaciones y agradecimientos. 

Es una película por la que sigo recibiendo alegrías. Más allá de la parte cinematográfica, detecto que la película ha cambiado cosas… 

Y muchas, para empezar la financiación del cine, que ahora obliga a los rodajes a contar con personas con discapacidad para solicitar las ayudas. 

La verdad es que no puedo estar más contento de haber hecho esta película teniendo como compañeros de viaje a Televisión Española, que demostró que una película en sus manos puede ser comunicada de una forma brillante, masiva y atractiva. Por suerte, hasta ahora todas las películas me han traído muchas alegrías y mucho aprendizaje, pero hay algo en ‘Campeones’ especial y cuyo verdadero premio es pensar o sentir que no solo hemos hecho una película divertida y con más o menos emoción, sino que hemos colocado en la sociedad una pequeña chispita de inspiración para cambiar la mirada de algunos respecto a las personas con discapacidad intelectual. Lo más grande del cine es su capacidad de transformar, romper dogmas y abrir puertas.

También tiene el poder el cine de indignar, le pasó en ‘Camino’ con la religión. 

Me gustaría, en algún momento y con su tiempo, analizar un poco lo que provocó en ciertas personas esa película. Mi sensación, la que tuve en su momento y la sigo teniendo ahora, es que quien se sintió ofendido por una película que es un canto a la vida y al amor no vio la película. La verdad es que fueron muy pocas voces en este sentido, aunque estas voces hacen mucho ruido. Porque si hemos hablado de las alegrías que me ha traído ‘Campeones’, las que me trajo y me sigue trayendo ‘Camino’ son muchísimas.

Jesús Zotano