Protagonistas

“Las dinámicas de las familias van cambiando según vamos creciendo”

“Las dinámicas de las familias van cambiando según vamos creciendo”

Entrevista

Protagonista Alauda Ruiz de Azúa

20.03.2022

‘Cinco lobitos’, la ópera prima de Alauda Ruiz de Azúa, pone hoy sobre la mesa de la competición temas como la maternidad y las relaciones familiares

¿Cómo se siente compitiendo con su primera película en el Festival de Málaga? 

Pues me siento felicísima. Súper contenta y muy ilusionada. Hemos estado en Berlín con el público de allí. Y ahora tengo muchas ganas de estrenar la película aquí y ver cómo reacciona el público. Y luego, también me siento ilusionada porque el Festival de Málaga ha descubierto en los últimos años a directores y directoras muy interesantes, por lo que estoy ilusionada y contenta.

Esta es una historia de una joven que regresa a vivir a casa de sus padres después de ser madre. ¿De dónde nace la historia? ¿Es autobiográfica?

Sí tiene un componente autobiográfico, porque cuando comencé a tomar notas para el proyecto y a tener interés en hacer un retrato más honesto de la maternidad fue a raíz de mi primera maternidad. Lo que pasa es que después el proyecto se ha ido alimentando de otras historias: de amigos y amigas, de madres que he conocido en el parque, de otra gente. Y ha ido creciendo en capas y complejidad. Pero sí, la semilla es mi primera vez como madre.

Susi Sánchez decía en una entrevista que la película recorre el ciclo de la vida: de cómo los hijos son cuidados por sus padres y luego los padres son cuidados por sus hijos. 

Sí, está muy bien explicado por Susi. Es verdad que comencé escribiendo desde ese impulso de crear un retrato más centrado en la maternidad, pero luego eso me llevó inmediatamente a reflexionar sobre la familia. Porque todo está muy ligado. De repente te conviertes en madre y empiezas a ver a tus padres de otra forma. Y también pasa otra cosa: a veces hablamos de cómo envejecen nuestros padres, pero sin darnos cuenta de que nosotros también envejecemos como hijos. El ciclo de tu vida va ligado a tu familia a sus distintos momentos. Las dinámicas de las familias van cambiando según vamos creciendo. Empezamos siendo hijos vulnerables que deben ser cuidados y terminamos cuidando a nuestros padres. Cuando te conviertes en el cuidador de tus padres o en el adulto que organiza la familia siempre hay un momento o una mirada en la que vuelves a ser hijo de tus padres. 

Cuando eres madre eres una crisis de identidad con patas, ha declarado Laia Costa, la otra protagonista de ‘Cinco lobitos’. ¿Se llegó a sentir así? 

Sí. Y eso está en la película. La primera maternidad y la crianza supone un momento de crisis, que no por ser una crisis tiene que ser negativa. Es una crisis en el sentido de que el mundo que tenías, tu rutina, tu relación con tu pareja y tu familia se derrumban y hay con construir otra vida. Convertirte en padre o madre cambia todo eso. 

¿Refleja las dificultades a las que se enfrentan los jóvenes a la hora de poder independizarse y formar una familia? 

Es una película que trata sobre relaciones personales y sí que es verdad que había una capa en la que quería retratar las dificultades más cotidianas que tiene una pareja para ser padres y conciliar el trabajo con la crianza de los bebés. Hablamos de una generación que llega muy justa a fin de mes, en el mejor de los casos, y que no se pueden permitir rechazar trabajos. Y cómo eso condiciona la vida familiar. Todo eso está de forma sutil, pero claro que está, ya que quería también hacer un retrato generacional.

No debe ser una empresa fácil levantar una ópera prima.

Todavía no conozco a nadie que diga que levantar una película es fácil. Es difícil. Y en el caso de una primera película, cualquiera que apueste por ti está asumiendo riesgos. Cuesta levantar la financiación, aunque nosotras hemos tenido mucha suerte y tenemos que agradecer las ayudas que hemos recibido porque han sido las que han permitido levantar la película. Ha sido un proceso de cuatro años o cinco años, con la pandemia de por medio, algo que no ha ayudado a nadie, claro.

¿Sus referentes cinematográficos son cercanos o lejanos?

Los tengo muy variados. Soy cinéfila desde muy pequeñita y de todos me llevo algo. Para esta película sí que es verdad que recuperé la admiración que tenía por Koreeda, que retrata muy bien los mundos familiares y cotidianos. Y volví a revisitarlo más. Tengo muchos referentes. Isabel Coixet lo ha sido desde siempre y por muchas razones: por pionera y por atreverse a hacer cosas que en su momento no eran tan fáciles. 

¿Cree necesario que aumenten las miradas de mujeres en el cine sobre historias o conflictos que son en esencia femeninos?

Creo que eso es una consecuencia positiva del debate y la toma de conciencia que se da desde hace unos años sobre que había una disparidad muy llamativa y unas cifras que evidenciaban la desigualdad, con solo el 19% de proyectos dirigidos por mujeres. Y si hay más mujeres dirigiendo películas la consecuencia positiva será que se tocarán temas que no se han tocado o desde la perspectiva que no se han tocado. E, independientemente de eso, si todas las mujeres directoras quisieran hacer thrillers futuristas, pues también estaría bien por el hecho de tratar de corregir esa disparidad. Lo que no tiene mucho sentido es que la mitad de la población no tenga las mismas oportunidades que la otra mitad. 

Jesús Zotano