Protagonistas

“Como autor tienes que mojarte y dar tu visión de las cosas”

“Como autor tienes que mojarte y dar tu visión de las cosas”

Entrevista

Protagonista Juan Miguel del Castillo

24.03.2022

El realizador gaditano vuelve a contar con Natalia de Molina para este thriller policial que tiene la violencia machista como telón de fondo

Vuelve al festival después de que su ópera prima, ‘Techo y comida’, se estrenara también en Málaga con un éxito notable. ¿Empezar de nuevo aquí con ‘La maniobra de la tortuga’ es empezar con buen pie? 

Sí, yo la verdad es que estoy muy contento porque todo se lo debo al Festival de Málaga. Con ‘Techo y comida’ fuimos solos, no teníamos ningún apoyo detrás, ni televisiones ni instituciones ni nada y nuestra única baza era que la película tuviera repercusión en el festival. Así fue, y gracias al festival seguimos adelante. Allí mismo conocí a los productores y a los distribuidores de ‘La maniobra de la tortuga’, que vieron cómo funcionó la peli. El festival ha sido mi plataforma para poder entrar más en el mundo del cine y poder seguir haciendo películas. Estoy muy agradecido y muy contento. Estoy encantado de que con esta segunda película de nuevo me abran las puertas de la Sección Oficial.

Hay por ahí un vídeo de la espectacular ovación que le brindó el público en el Cervantes cuando presentó ‘Techo y comida’. Supongo que algo así no se olvida.

Sí, ese vídeo lo tengo muy bien guardado y de vez en cuando lo veo (risas). Fue impresionante. Tratábamos el tema de los desahucios que estaba muy presente en ese momento, y eso caló en los espectadores. Para mí es un orgullo como autor haber transmitido esa idea y haber conseguido emocionar a la gente. La ovación fue increíble; nadie se la esperaba y nos impactó muchísimo. Nos dieron el Premio del Público; la sala estaba llena y esas personas que nos ovacionaron imagino que también nos votaron. No nos lo creíamos. No paraba de aplaudir la gente. Todavía me emociono cuando lo recuerdo.

‘La maniobra de la tortuga’ está basada en la novela homónima del gaditano Benito del Olmo. ¿Qué tiene la novela que le haya hecho pensar que tiene que llevarla al cine? 

Leí una reseña en la prensa de que presentaba la novela en Jerez. Me interesaba porque el telón de fondo de la novela era la violencia machista, que es un tema que tristemente siempre está encima de la mesa. También me interesaba que en la historia estaba Cádiz como telón de fondo. La novela tenía una serie de ingredientes que me llamaban la atención, así que me fui a buscarla, me la leí y decidí hacerla. Era una apuesta, un reto; hasta entonces había rodado solo un largometraje digamos más realista, más social, y enfrentarme a un thriller policiaco daba un poco de vértigo. Realmente no era lo mío pero me gustan los retos. Se trataba de hacer mía la historia y darle mi visión, mi punto de vista. Se lo propuse a los productores y nos pusimos a trabajar.

¿Entiende el cine como compromiso? ¿Cree que con sus películas puede y debe aportar algo más que entretenimiento?

Más que entenderlo así es que es lo que me gusta hacer. Como consumidor, también veo películas de puro entretenimiento. No creo que las cosas tengan que ser de una manera al 100%. Hay muchas maneras de hacer cine pero yo cuando me pongo detrás de un proyecto me sale lo que me sale y es imposible que me salga otra cosa. Creo que si aparte de entretener hay un mensaje detrás, hay una reflexión y haces que al espectador le aporte algo, mucho mejor. Me gusta aportar mi granito de arena a la sociedad. Si aparte de entretener, conseguimos esto, pues mucho mejor. Así es como yo lo veo. En esta película ya adelanto que es así. También me he mojado. La película tiene un mensaje muy claro y contundente. Creo que como autor tienes que mojarte y dar tu visión de las cosas. 

Usted es gaditano y el autor de la novela, también. Rodó su primera película en Cádiz y ahora vuelve a los mismos escenarios. 

Cádiz me encanta y lo conozco muy bien. Ofrece muchas posibilidades porque tiene la sierra, el mar y muchas localizaciones increíbles que no están explotadas. Rodar en Cádiz un thriller policiaco en el que mostramos su cara bonita pero también sus bajos fondos y sus zonas oscuras me parecía muy interesante porque nunca se ha visto en el cine. Además, me corre por las venas la tierra. La inmensa mayoría de los exteriores están rodados en Cádiz y su provincia; incluso algunos interiores también. El resto se ha rodado en Sevilla. 

Vuelve a trabajar con Natalia de Molina.  

Sí, ya nos conocemos bien. Simplemente con mirarnos ya sabemos lo que quiere el uno y lo que quiere el otro, y como nos fue tan bien ‘Techo y comida’ hemos querido repetir. También coincide que la protagonista de la novela es de Granada, y ella aunque no nació en Granada tiene mucha vinculación con la ciudad y tiene hasta el acento. También tiene su edad. Encajaba perfecto, parece que estaba escrito para ella. La llamamos sin dudar. Me ha pasado lo mismo que en la primera película. Esperas un nivel de ella pero siempre lo supera. Está increíble de nuevo. Dará que hablar. Lo ha dado todo, se ha dejado la piel en el rodaje. Ha hecho un esfuerzo tremendo y eso se nota en pantalla. Tiene una carrera por delante increíble. Está fantástica.

En cuanto al protagonista masculino, Fred Tatien, es su primer papel protagonista en España.

Yo lo había visto en pequeños papelitos. Lo descubrimos en el casting. Él tenía algo que me interesaba porque yo no quería al típico tipo duro policía. Quería a un hombre que pueda pegar tiros o meterse en una pelea, pero también que tenga sensibilidad, que pueda llorar. El personaje está roto pero tiene sensibilidad y trabaja muy bien el drama. Me cansa el policía que va de tipo duro. Fred es un tío grande, de dos metros, que lanza la mano y puede tirar a tres personas al suelo, pero a la vez tiene una sensibilidad que me atrajo mucho. También va a dar que hablar y se va a posicionar bien en el cine español. Es un descubrimiento.

No sería una mala publicidad salir del festival con alguna Biznaga… Con ‘Techo y comida’ se llevó tres.  

Hombre, yo firmaba ahora que la cosa fuera igual o incluso un poco peor. La primera vez fue maravilloso. Para mí estar aquí ya es un premio porque Cádiz y Málaga son provincias hermanas y a mí me encanta Málaga y su festival. Si la peli gusta, yo ya me siento afortunado. Este año no ha sido fácil entrar en el festival, había muchas películas. Yo con estar en el grupo de los elegidos ya me siento satisfecho. Si además cae algo, será un regalo. Lo que queremos es que la peli llegue al público, como la primera. En España tenemos fama de que a los espectadores no nos gusta el drama, pero no es cierto.

Cristina Cortijo Bon