Estuvimos allí

Cinco premios para abonar el talento de la tierra

Cinco premios para abonar el talento de la tierra

Gala
10.06.2021

Manuel Bandera, Fran Perea, Mara Guil, Marina Parés y la Málaga Fllm Office reciben las biznagas de plata de Málaga Cinema

“Son las cosas de la vida, son las cosas del querer, no tienen fin ni principio ni ‘tien’ cómo ni por qué”. La voz de Manuel Bandera entonando el estribillo de la  canción de Quintero, León y Quiroga, que dio título a la célebre película de Chávarri que protagonizó con Ángela Molina, despidió ayer la gala de entrega de los premios Málaga Cinema. Bandera acababa de recibir la Biznaga a la Trayectoria Profesional. “Gracias por hacerme sentir que mereció la pena salir de mi maravilloso barrio de Huelin y de mi Málaga con 21 años. Entonces, Málaga se nos hacía chica. Ahora no, ahora es muy grande, y eso es posible gracias a todos los que están en el escenario y a muchos más”, dijo visiblemente orgulloso y emocionado. Junto a él y al presentador de la ceremonia, Domi del Postigo, estaban los restantes premiados: Fran Perea portando la estatuilla de Mejor Actor, Mara Guil como Mejor Actriz, la guionista y montadora Marina Parés con la Biznaga Oficios del Cine y Belén Carrasco, Triana van den Eeden y Rocío de Uña en representación de la Málaga Film Office, Premio Especial por 20 años de trayectoria haciendo posible que la ciudad sea el mejor de los destinos para los rodajes profesionales. 

Antón García Abril

El pianista Alberto de Paz abrió la velada con una suite que hilvanaba composiciones del recién fallecido Antón García Abril. ‘El hombre y la tierra’, ‘Curro Jiménez’ y ‘Anillos de oro’ dieron paso a la “hora de Málaga”, como la definió Del Postigo. Fran Perea subió el primero para recibir su Biznaga, pisando las mismas tablas donde hace pocos meses entregó el premio Málaga de Teatro a Imanol Arias. Ahora como galardonado, volvió a tirar de soltura (esa gestualidad marca de la casa) y rompió lanzas por las artes escénicas y audiovisuales. Cuando hace unos meses estaba grabando su disco ‘Canciones para salvarme’ y compartía canción con Georgina, preguntó a su partenaire: “Si nos pudiera ver, ¿qué crees que pensaría un extraterrestre de nosotros?” La respuesta de ella lo resume todo: “¿Por qué los humanos no se comportan como en el cine?”

Celuloide y talento se conjugaron asimismo en la voz y la trayectoria de Mara Guil, que pidió un aplauso especial para los equipos técnicos de las películas, esos compañeros que habitualmente son eclipsados por intérpretes y directores. Guil se ha paseado por la alfombra en esta 24 edición como parte del reparto de ‘Alegría’, el debut de una Violeta Salama que recibió sus agradecimientos desde el patio de butacas del Teatro Cervantes, una dualidad que también ha vivido Marina Parés, que participa en la sección de cortometrajes con ‘La colcha y la madre’. La guionista de ‘Ane’ hizo un clarividente alegato por el reconocimiento de esos ‘oficios del cine’ por los que ha sido galardonada en Málaga. “Siempre se dice que una película se escribe tres veces, en el guion, en la dirección y en el montaje”, dijo la joven autora, que citó a Jean-Claude Carrière y su tesis de que el montador es alguien siempre “en la sombra“. Desde ahora, un foco la ilumina.

Antonio M. Sánchez