Actividades

Los planetas y Alberto de Paz ponen música al adiós del festival

Los planetas y Alberto de Paz ponen música al adiós del festival

Conciertos
27.03.2022

Dos conciertos ponen hoy la nota musical a la despedida de esta 25 edición del Festival de Málaga, que dice adiós primero al son del piano de Alberto de Paz y con las canciones de Los planetas después, en un domingo donde el maratón de las películas ganadoras se alternará con este par de  propuestas sonoras tan distintas como atractivas.  

Bajo el nombre ‘Un piano de alucine’, el televisivo músico Alberto de Paz ofrecerá un divertido show que mezclará las melodías más reconocibles del panorama audiovisual con mucho humor, improvisación e interacción con el público, que tendrá un protagonismo especial en esta sesión. 

El subcampeón de Got Talent repasará a golpe de tecla desde las sintonías de las series más famosas, programas o anuncios de televisión, pasando por canciones de diversos géneros musicales hasta terminar en el maravilloso mundo del séptimo arte con las bandas sonoras de las películas que nos han acompañado durante toda la vida.

Esta original performance tendrá lugar a partir de las 12:30 horas en la sala 1 del cine Albéniz. Las entradas pueden adquirirse a través de los canales oficiales de venta del Festival de Málaga.

Concierto esencial

La música se trasladará posteriormente al Cervantes, con el encargo de emplazar hasta la próxima primavera la cita con el cine de ambas orillas del Atlántico. ‘Los planetas, concierto esencial’ será la propuesta escénica que, a partir de las 19:00 horas, baje el telón de este especial aniversario. 

Con la compañía sobre el escenario del pianista David Montañés, J y Florent, integrantes de la banda granadina Los planetas oficiarán una maravillosa recreación del mejor cancionero del pop en español de, al menos, los últimos treinta años en una inédita y estremecedora conjunción planetaria.

Cuando hablamos de Los planetas, carece de sentido seguir indagando: su quintaesencia es la sustancia invisible que resulta de la precisa combinación de J y Florent, el lado permanente e invariable del grupo granadino, que ahora se presenta en directo en un formato concentrado, desprovisto casi totalmente de peso, aunque no de fuerza; y de volumen, aunque no de intensidad. Ni de imprevisibilidad.

Tamara Harillo